T23

Administración de Trump estará demandado a California por leyes que protegen a indocumentados

El Departamento de Justicia ha denunciado este martes a California por tres leyes aprobadas el año pasado para proteger a los inmigrantes indocumentados.

El fiscal general, Jeff Sessions, que ha viajado hasta Sacramento para hacer el anuncio justo antes de una reunión de agentes de la ley en la capital californiana, ha asegurado que luchará “contra estas políticas inconstitucionales, injustas y desleales”.

Las leyes estatales que Sessions llevará ante la justicia son:

- La SB 54, que evitar que los agentes de la ley notifiquen a las autoridades migratorias federales cuándo van a liberar a los indocumentados encarcelados para poder así deportarlos. - La AB 450, que prohíbe a los empleados privados cooperar con los agentes de inmigración cuando éstos realizan inspecciones en centros de trabajo, y obliga a los responsables de las empresas a avisar de cuándo se va a producir una de estas inspecciones. - La AB 103, que requiere que las autoridades estatales inspecciones los centros de detención federales donde los inmigrantes aguardan su deportación.

La demanda judicial, que también va dirigida contra el gobernador, Jerry Brown, que firmó las leyes, el fiscal general de California, Xavier Becerra, solicita que se invaliden estas tres normas y se impida su cumplimiento.

Esta decisión agrava la disputa política entre el Gobierno federal y este estado,

apenas una semana después de la última gran operación del Servicio de Inmigración y Control de Fronteras (ICE) en el norte de California, durante la que fueron detenidos más de 200 personas.

La alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf, avisó de la redada antes de que se produjera, lo que según ICE permitió escapar a 800 inmigrantes. El Departamento de Justicia estudia si Schaaf (del Partido Demócrata, y que se postula para la reelección este año) pudo cometer un delito de obstrucción a la justicia

Trump aseguró el 22 de febrero que está “pensando” en ordenar a los agentes de ICE y de la Patrulla Fronteriza que no actúen en California, en represalia por la decisión de este estado de no colaborar con las autoridades federales.

“Es una vergüenza, la situación de las ciudades santuario”, se ha lamentado, aludiendo a que “protegen a esos horribles criminales”, en referencia a la pandilla MS-13.

“Francamente, si yo quisiera sacar a nuestra gente de California, tendríais un nido de criminales como nunca se ha visto en California”, dijo. “Lo único que tendría que decir es, ‘ICE y la Patrulla Fronteriza, dejen a California tranquila’. Los inundaría, verías criminalidad como nunca se ha visto en este país”, añadió el presidente.

“Si alguna vez sacamos a ICE, y si alguna vez decimos, ‘eh, dejad a California sola, que se las arreglen solos’, en dos meses estarían suplicando que volviéramos. Lo suplicarían. Y sabes qué, me lo estoy pensando”, concluyó.


comments powered by Disqus

Most Popular Stories